El Autor

«Muchas veces, antes de pasar al sueño, eh recordado a mi familia como si hiciera una guiñada ante un pequeño agujero y viera iluminado el fondo de mi casa. Era una melodía que yo llegaba de una ciudad del interior y ellos todavía no me habían visto.»
(Diario del sinvergüenza. Últimas invenciones, Arca, 1974, p 130)

Familia Hernández-Silva, 1907. De izq. a der. : Felisberto, Juana (Calita), su madre; Ismael y Deolinda, sus hermanos y Prudencio, su padre.

Felisberto con su segunda esposa Amalia Nieto y su hija Ana María. Buenos Aires, 1941

Felisberto con su esposa Maria Isabel Guerra y su primer hija, Mabel. Maldonado, 1926.

Felisberto con su esposa Maria Isabel Guerra y su primer hija, Mabel. Maldonado, 1926.

Partida de FH, 1902 Partida de FH, 1902

Felisberto Hernandéz durante un concierto. ca. 1932

Felisberto Hernandéz durante un concierto. ca. 1932

El pianista

 Felisberto Hernández nació en Montevideo el 20 de octubre de 1902. Fue el mayor de los cuatro hijos del matrimonio de Prudencio Hernández y Juana Silva. Pianista y escritor. Realizó numerosas giras presentando conciertos por el interior del país y de la Argentina. Fue compositor, destacándose entre sus obras: Canción de Cuna, Primavera, Negros, Marcha Fúnebre, Crepúsculo. Se casó en 1925 con la maestra María Isabel Guerra y ese mismo año publicó su primer libro, Fulano de Tal. En 1926 nació en Maldonado, su primera hija, Mabel. Libro sin Tapas apareció en 1929, La cara de Ana en 1930 y La envenenada en 1931. Su interés por la filosofía, la psicología y el arte, lo llevó a integrar el círculo de amigos al que pertenecían Carlos Vaz Ferreira, Alfredo y Esther Cáceres y Joaquín Torres García, entre otros.
En 1935 se divorció de María Isabel Guerra. En 1937 se casó con la pintora Amalia Nieto y en 1938 nació su segunda hija, Ana María. En 1939 estrenó Petruschka de Strawinsky en el Teatro del Pueblo de Buenos Aires.

Felisberto Hernández autografiando un ejemplar de El cocodrilo, 1962.

Felisberto Hernández autografiando un ejemplar de El cocodrilo, 1962.

El escritor

Hacia 1940 abandonó definitivamente su carrera de pianista y se dedicó a la literatura. En 1942 publicó Por los tiempos de Clemente Colling y en 1943 El caballo perdido, obteniendo un premio del Ministerio de Instrucción Pública. Ese año se separó de Amalia Nieto.
En 1946 viajó a París con una beca del gobierno francés.La Editorial Sudamericana publicó en 1947, Nadie encendía las lámparas. A fines de ese año, su mentor y amigo, Jules Supervielle, lo presentó en el Pen Club de París y en el anfiteatro Richelieu de La Sorbonne. Apareció en La Licorne la primera traducción al francés del cuento «El balcón». En 1948 regresó a Montevideo. Se casó con la española María Luisa de las Heras, de la que se separó en 1950. En Escritura apareció por primera vez Las Hortensias en 1949. En 1954 se casó con la pedagoga Reina Reyes. En 1955 publicó su «manifiesto estético»Explicación falsa de mis cuentos en La Licorne. Ingresó de taquígrafo en la Imprenta Nacional; él mismo había inventado un sistema taquigráfico en el que copió algunos de sus cuentos y el cual, aún, no ha podido ser descifrado. En 1958 se separó de Reina Reyes. En 1960 publicó La casa inundada. Ese año comienza su noviazgo con María Dolores Roselló. En 1962 salió la primera edición de El cocodrilo, reeditada en 1963, y póstumamente, en 1965, Tierras de la memoria. Murió el 13 de enero de 1964.

El Pianista de las Palabras